Human Unity Movement, HUM

   ¡Bienvenida/o! Muchas gracias por tu visita

Por favor, lee la siguiente propuesta y considera tu conformidad y apoyo

Nosotros, los vinculados por esta página: 

 

 

 

Promovemos y proponemos la PAZ  

esto simplemente es: LA CONVIVENCIA O UNIÓN HUMANA

y no una ideología o propuesta de organización social

 

Si nos unimos, si convivimos ¿cómo podría haber ejércitos?

Ni siquiera uno, pues son unos por otros y no tienen sentido sin oponentes.

Ni tampoco una simple arma, pues unidos, por simple sentido común, no admitiríamos la producción y posesión de objetos para matar.

 

 Y unirnos no es otra cosa que desarmarnos y desmantelar las fronteras.

Y pensar, proponernos la unión o convivencia humana ya implica tomar a todos en cuenta y eso es ya el camino de la paz o la humanidad. ¡Piénsalo!

(Por ejemplo, actualmente solo nos importa el daño a nuestro estado o unidad armada, pero los otros nos dan 'igual') 

 

 

Al tener a todos en consideración distinguimos lo malo -el daño o lo que es para el daño- de lo bueno -la cooperación- como distinguimos lo blanco de lo negro o lo amargo de lo dulce (ahora, sin embargo, el daño al otro es bueno o necesario y para defendernos de él también tenemos que 'forzarnos' entre nosotros). Por el contrario, unidos todos promovemos y recompensamos solo lo bueno, hacia nuestro destino: la Comunidad.

 

No hay personas malas: nos sucede que estamos intergrados en unidades armadas en competencia con otras y, como consecuencia, nos tenemos que organizar jerárquica o piramidalmente -inhumanamente, por imposición y manipulación, para defendernos, pues, de otro modo, la otras armas nos absorverían.

 

El mal no es por voluntad sino una proyección  y determinación del arma. Sucede que no se manifiesta como un hecho -y por eso la ideología, que aparca la inteligencia, puede ocultarlo facilmente- sino como anticipación y, sin embargo, es lo más real.

 

En efecto, el arma nos está condicionando siempre (en todo tiempo y lugar es la mayor producción humana y lo más determinante), no ya incluso por que alguien nos apunta y tenemos que someternos sino por su simple existencia para matar -y estaban en la naturaleza anterior al ser humano. Anticipamos y reaccionamos a ellas con prioridad a todo lo demás (por eso actuamente la cooperación es primordialmente contra otros y no por el beneficio muto y común).

 

El desarme no es peligroso o arriesgado, pues solo puede llevarse a cabo o lograrse en acuerdo y conjunto; si se realizara unilateralmente solo resultaría en la integración del que se desarma en otra arma que lo absorvería.  

 

Unirnos o desarmarnos, que es lo mismo, es también el desmantelamiento de la jerarquía o predominio y resulta en la igualdad de todos.

 

Todo esta hecho para servirnos, y el simple uso o empleo de los objetos o de las cosas implica una racionalidad o entendimiento objetivo para todos. No tenemos otra contradicción entre nosotros que el arma. 

 

Y las figuraciones ideologicas, que realmente son ajenas al pensamiento humano, pero sustentadas y promovidas por el estado al objeto de 'ser confesadas' de modo que así puede alinear y manipular a sus sujetos frente a otras confesiones, al unirnos desaparecerán como el humo cuando se apaga el fuego.

 

Es tan sencillo como reparar o advertir que tanta construcción ideológica que envuelve la historia y cultura de los estados no hace sino ocultar que todos y cada uno, el nuestro también, no son sino simples UNIDADES ARMADAS (más medios de comunicación propios).

 

Sucede que la gente no se da cuenta -y vive en un sueño- porque solo muy pocos, por ejemplo Cervantes, experimentan la convivencia con otras culturas. Por eso dice en el Discurso de las Armas y las Letras: "que es lo mesmo decir armas que guerra".

 

Lo único que es preciso que seamos discretos, que usamos la inteligencia.

 

Espero que nos entiendas y apoyes, compartiendo o escribiendonos a: info@whiteflag.info

  

¡Muchas gracias!

 

 

 

Otras consideraciones:

Con detener la producción y desarrollo de armamento se liberarán gran cantidad de recursos capaces de satisfacer las necesidades humanas.

 

 

 

Y si nos manifestamos los partidarios de la unión humana, podemos detener de inmediato la violencia en curso, pues somos parte (pacífica) de ambos bandos.

 

 

No se te requiere acción alguna unilateral y, por tanto, no hay riesgo de fracaso, pues el desarme solo es posible en el común acuerdo de todos. Unilateralmente no tiene sentido, pues no logra su objetivo, ya que desarmarse unilateralmente es ineludiblemente integrarse en otra arma.

 

Y¿cómo comenzar?, simplemente difundiendo la verdad y encarándola juntos dando un primer, pequeño, pero definitivo paso:  

La congelación de la inversión en el desarrollo de nuevas armas, la cual se destinará a un uso común, humano y así sucesivamente....

 

Pero lo que necesita un esfuerzo unilateral es, lógicamente, comunicar la propuesta de convivencia humana a los que no la conocen...

Y eso es lo que te pido.

Esta página es un recurso para ello.

 

  

Trabajamos forzados como máquinas (mientras otros no tienen trabajo, ingresos) para producir bienes superfluos o terriblemente injustos –pues, mientras para unos esos bienes son caprichos otros carecen de lo necesario para sobrevivir; nos relacionamos con armas, agrupados en unas 200 unidades armadas o estados, organizados violentamente como cadenas de mando; la sangre corre y la destrucción reina tanto ahora como en el pasado; incluso la auto-aniquilación humana es una posibilidad en perspectiva muy real. 

 

 

Permíteme, primero, por favor, contarte mi historia:

Aunque la humanidad siempre ha sufrido la guerra, durante mi juventud que coincidió con la mayor intensidad de la Guerra Fría, como insaciable lector de periódicos que era me impresionaba y preocupaba más que nada la posibilidad de la auto-aniquilación humana, por lo que me pareció más urgente e importante que cualquier otra cosa buscar una solución.

Cursé filosofía y ya en el doctorado me trasladé a Berlín, dividido entones por el muro, donde mi interés por la paz aún se incrementó en el epicentro de esa guerra, entonces contactaron conmigo los soviéticos dispuestos a ayudarme, con lo que se me hizo presente el problema fundamental que padece el mundo: nuestra relación de fuerza implica que si eres pacífico, incluso sincero o verdadero -como yo lo soy ahora, perjudicas a tu lado, beneficias al contrario, independientemente del lado en el que estés. ¡Parece que no se puede hacer nada! 

No cesé, sin embargo, en la búsqueda de solución para la terrible condición humana, viajé y estudié las principales lenguas y culturas y en todas ellas hallé inteligencia de esta tragedia y ahora tengo entendimiento de que la vía para superar esa incomunicación y ese enfrentamiento es la propuesta de unión, de convivencia humana.

 

Es importante reparar en que la propuesta de unión humana anticipa ya objetivamente el efecto deseado: el sentido común que sustituye a la violencia.

(Incluso los problemas más "domésticos", que aparentemente tienen otras causas..., se resuelven por el desarme que es también des-privación)

 

No se trata de que la Historia 'avance' o 'progrese', se trata de tomar la decisión ahora y aquí de EMPRENDER EL BIEN COMÚN, esto es: COMPARTIR EL PROPÓSITO DE UNIÓN HUMANA

Veamos:

 

 

Asesinar a alguien es un delito, asesinar a dos personas es doble delito y así sucesivamente, pero asesinar masivamente entre países hace al asesino héroe.

Y lo mismo sucede con robar y causar otros tipos de males.

¡No es extraño que vivamos en confusión!

Aunque renegamos de la violencia es, al tiempo, lo más necesario.....crucial en nuestro sistema de educación, nuestra cultura se basa en ella, en el sacrificio, en los 'héroes', etc. etc.


 

Pero, si nos unimos, ¿Cómo podrían existir los ejércitos? Ni siquiera uno, pues claramente son unos por otros y no por otro motivo.

Y nuestra organización no necesariamente será piramidal por ser una unidad armada, como hasta ahora -también cuando se eligen los cargos democráticamente-, ya que los estados son necesariamente cadenas de mando para competir con los otros y en esa cadena el superior tiene que dañar al inferior para obtener su máximo rendimiento.

(El que busca la igualdad social no la va a lograr en el ámbito del estado)

Piensa, por favor, como persona que eres sin el prejuicio de la parcialidad.

 

Si convivimos tampoco podrá existir una simple arma -algo que se fabrica para matar. 

Pues si vivimos juntos - y también simplemente planteando nuestra convivencia como te estoy haciendo ahora mismo- la confusión desaparece y la diferencia entre lo que es bueno -el emprendimiento para el servicio o bien común- y lo malo -el emprendimiento para el daño- se nos manifiesta con la misma claridad que la diferencia entre lo blanco y lo negro o entre lo dulce y lo salado y, en consecuencia, tenemos criterio claro -sentido común- para cooperar en la eliminación del mal.

El ser humano propiamente no es bueno ni malo, depende de las condiciones en las que se desenvuelve. Las actuales ya las conocemos.

La humanidad -el comportamiento humano- deriva de la circunstancia o condición de unidad o convivencia humana que no solo permite la eliminación de la violencia sino que nos lleva a ello.  

 

 

Si nos unimos tampoco mediará la llamada "violencia legítima" o estado y, consecuentemente, tampoco habrá privación, pues ese es el efecto virtual constante del arma, ligado al sistema de cadena de mando, y no puede darse sin ella.  

Sin embargo, eso no quiere decir que unidos no se dará concentración de recursos, simplemente el 'DERECHO sobre ellos se obtiene precisamente por tanto su sentido o uso es el BIEN COMÚN y, por el contrario, los recursos serán muy superiores, pues no se invertirá en destrucción y la cooperación será de todos, de la COMUNIDAD HUMANA.

La unificación, es decir, el proceso de desarme, requiere la cooperación de todos, pero ya no desde la fuerza sino desde el sentido común.

ÚNETE A NOSOTROS

 

 

El medio es el mensaje. Nuestra ideología se configura principalmente por los medios de comunicación dependientes del estado -y este de su coalición- y estos medios hablan de política y de economía. En política, en occidente hablan de la confesión democratica, y la economía es la reina de la ciencias internacional -la mentira que compartimos por igual. Ahora bien, ¿qué dice la economía de la inversión militar? ¿Qué importancia tiene el aprovisionamiento 'civil' -de lo que parece trata la economía- frente a las necesidades militares? Mucho menos de lo que parece. Es importante porque es el cultivo de donde obtiene recursos el arma, pero lo militar tiene primacía, el mayor esfuerzo se dedica siempre a lo militar -solo que de eso no habla nada la tele: miramos la historia y vemos millones de infantes como ejercito permanente destino de todos los recursos en todo tiempo y lugar (aparte ya de lo que implica el esfuerzo de matarse mutuamente), los barcos, los aviones, las armas, las bases militares, las casuchas de los villanos alrededor del castillo, los avances tecnológicos, telefono, internet, vehículos, drones, etc. todo tiene en origen un destino militar cuyos restos pasan luego al ámbito civil (si la economía civil fuera la clave como se pretende, ese esfuerzo inversor se hubiera dirigido hacia el mercado civil, pues de él se supone que obtiene su rentabilidad, pero no sucede así, la inversión clave es militar (por eso seguramente el deterioro del medio ambiente no se combate, pues no es algo que derive del primigenio interés militar)

 

Compartir, comunicar la propuesta de unidad humana disuelve la confusión, las figuraciones idealistas tras las que se oculta el emprendimiento para el daño fruto de la parcialidad.

Aclara las cosas a los demás. Comparte esta página www.whiteflag.info

 

 

¿CÓMO VAMOS A HACER ESTA PROPUESTA PÚBLICA, CAMBIAR EL MUNDO?

La pregunta surge porque el estado -la forma de la división humana- no puede ser nuestro punto de partida, al contrario, precisamente nos lleva a ser partidarios, militantes.

Sin embargo, como usuarios y consumidores tenemos libertad inmediata y real de decisión y elección de las empresas con las que queremos tratar y, por tanto, podemos requerir su responsabilidad. 

Y las empresas intentan ofrecer el mejor trato que pueden para captar clientes, por eso les proponemos que asuman responsabilidad publicamente y serán más competitivas.

 

 

Ahora bien, la responsabilidad actual de las empresas, la llamada Responsabilidad Social Corporativa, RSC, refiere a las buenas o malas práctica en sus operaciones, con independencia de cual sea el objeto de su emprendimiento, pero, para nosotros, vale decir para el sentido común, las empresas son básicamente buenas si su objeto es el servicio y son malas si su objeto es el daño

 

                    Fabrica de coches                                                      Fabrica de tanques

 

La responsabilidad humana de las empresas no implica que ejecuten ahora algún cambio, pues proceder con el cese de la fuerza o de la violencia unilateralmente solo conduce a la irrelevancia y, por tanto, al fracaso.   

El único modo de actuar contra la violencia con sentido ahora mismo es compartir, comunicar la propuesta de unidad humana hasta que sea conocida universalmente, por ese motivo, las empresas manifiestan su responsabilidad apoyando a Human Unity Movement, HUM, una iniciativa, abierta, transparente y sin ánimo de lucro, cuya actividad única es la difusión de la propuesta de unidad humana.

Y la forma más básica de apoyo de las empresas es la simple publicidad de su apoyo, pero también pueden aportar recursos a HUM.

 

 

 

Solo cuando la propuesta sea conocida internacionalmente, algo que mediante los actuales medios puede ser en tiempo breve, y debe ser cuanto antes, procederemos con la práctica, esto es:

El alto el fuego

El cese del emprendimiento para el daño

El desmantelamiento de fronteras y ejércitos y

Su sustitución por un sistema de comunicación, coordinación y convivencia humana.

 

(Incluso si la unión no acaba con todas las dificultades de la humanidad, llámense estas contaminación, cambio climático, incluso carestía, etc., sin duda, siempre será mejor afrontarlas juntos)

 

 

 

Las compañías que asumen responsabilidad apoyando a HUM demuestran su disposición a la comunidad humana, pues lógicamente anticipan que su servicio se mantendrá en ausencia de violencia.

E igualmente sucede con las personas: el hecho de proponernos la unión humana es la demonstración de la disposición correcta para eliminar la violencia -que principalmente es virtual, aunque se manifiesta en la articulación y fabricación de armas, y la eliminación real de la violencia requiere la cooperación con todos (nosotros con ellos y ellos con nosotros).

 

Es, pues, tu decisión, ahora y aquí de EMPRENDER EL BIEN COMÚN cooperando con HUM en su trabajo de difusión de la propuesta de unión humana.

Espero que puedas entenderlo claramente y actuar en consecuencia.

De cualquier modo, siempre a tu disposición.

 

manuel@whiteflag.info

 

Gracias. 

HUM    manuel@whiteflag.info